Hoy ha sido el primer día de vuelta al cole. No os podéis imaginar que pereza me da que se terminen las vacaciones de verano y volvamos a la rutina, al día a día entre trabajo, colegio y hogar… Esta vuelta a la “normalidad” puede hacer que muchos niños tengan cambios en su forma de actuar, en su humor y, claro, esto puede afectar la armonía familiar.

En mi caso y con mis hijas, esto puede pasar porque mientras que están de vacaciones no seguimos con la rutina de obligaciones, horarios, actividades que realizan en el día a día cuando están en época escolar. Por esto, cuando se inicia el nuevo ciclo escolar, podemos ver una actitud “diferente” en nuestros niños.

Por ejemplo, Anna (mi hija mayor) estaba medio enfadada porque no tenía ganas de volver a toda la rutina y me decía que no quería ir a la actividad extra-escolar de la tarde porque le dolía la barriga. ¡Cómo no! He echado mano de nuestros aceites esenciales y se los he aplicado para trabajar el romper con esta actitud que no nos beneficia a nadie.

Así que podemos prepararnos de cara a esta nueva etapa con todos los aceites esenciales y mezclas de Young Living que podemos necesitar desde que nuestros hijos salen de casa hasta que regresan del colegio. Es muy importante que estemos atentos a qué cambios podemos notar en nuestros niños para saber qué aceites esenciales son los ideales para ayudarles a mejorar su bienestar y su rendimiento escolar.

Parece increíble, pero puedo notar como mis hijas, siendo tan pequeñas, ya viven el estrés de ir para arriba y para abajo, esto les afecta a la hora de conciliar el sueño, están cansadas, se ponen de mal humor o están distraídas y les cuesta concentrarse.

Gracias a los aceites esenciales que utilizo de Young Living, he encontrado el aliado perfecto para ayudarles a sentirse tranquilas, para estimular su sistema inmune, para estudiar, para tratar la ansiedad y el estrés, para ayudar a la concentración, para mejorar el rendimiento escolar, para ayudar a la memoria, para equilibrar la energía, para crear armonía, entre otras muchísimas cosas. Como los aceites esenciales no  manchan,  los puedes aplicar detrás de las orejas o en algunas partes del cuerpo para que el niño pueda inhalarlo y lograr una estabilidad emocional eficaz aún estando fuera de casa.

Algunos de los aceites esenciales y mezclas de Young Living que utilizo con mis hijas son:

Thieves para estimular el sistema inmune.

Limón y menta en el difusor para ayudarles a estudiar.

Clarity para ayudarles a concentrarse.

Stress Away para el estrés.

Lavanda o la mezcla Peace & Calming para dormir.

AromaEase o DiGize para los dolores de barriga por nervios.

Grounding para el anclaje a tierra.

Believe para potenciar al máximo sus cualidades.

Release para los enfados.

Joy para los momentos de bajón.

Y podría seguir con muchos y muchos más aceites esenciales, así que si quieres saber qué utilizar con tu hijo, no dudes en ponerte en contacto conmigo y te explico que os iría mejor.

Si deseas adquirir los aceites esenciales de Young Living  puedes pedirlos aquí con un 24% de descuento.

Kit inicio de lujo

 

Pin It on Pinterest

Share This