Muchas mujeres se olvidan de cuidar de ellas mismas porque tienen la idea errónea de que es egoísta por su parte.

¿Sabéis qué? Yo era una de esas mujeres que creció en un hogar donde la mujer tenía que hacerlo todo y tardé años en darme cuenta de que si yo no me amaba a mi misma por encima de cualquier cosa, tampoco podía dar ese amor verdadero a los que yo más quería. Me di cuenta de que si yo tenía la cesta del amor hacía mí misma vacía, cómo iba a dar ese amor a las personas que me rodeaban. Cuidar de ti misma es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu familia. Les das el regalo de una madre, mujer, amiga, hermana, hija que está en paz, se siente tranquila y es feliz con cada área de su vida. Todo lo contrario a estar irritada y de mal humor por el cansancio y por no sentirse mimada.  

Cuando estás agotada sientes que las pilas se están acabando y necesitas recargar, es normal sentir que es imposible hacer algo para ti misma. ¡Simplemente piensas que no hay suficiente tiempo, dinero o no tienes las fuerzas!

Entiendo que muchas veces no podemos salir para que nos den un masaje o ir de compras a una boutique de lujo. Pero sí que hay muchas cosas que podemos hacer por nosotras mismas que no suponen gastar mucho dinero ni requieren de mucho tiempo. He recopilado algunas de las cosas que yo hago por mi misma y que son fáciles y ¡realistas! para poder darte unos mimos.

Uno de mis trucos: cuando comienzo a ponerme irritable sé que es el momento de dejar de hacer todo lo que estoy haciendo, olvidarme de mi lista de tareas pendientes y simplemente relajarme.

También tengo la ventaja de utilizar aceites esenciales a diario para gestionar mis emociones, y puedo gestionar mis niveles de estrés y ansiedad.

Si tienes hijos (como es mi caso) puedes hacer estas cosas mientras están durmiendo, jugando por su cuenta o haciendo cualquier actividad que no necesita que estés pendiente de ellos.

Así que te animo a probar con alguna de estas cosas:

  1. Levántate antes que toda la tribu y dúchate, toma tu infusión o café, disfruta del silencio.
  2. Aplícate aceites esenciales para controlar las emociones.
  3. Duerme la siesta.
  4. Date un baño con sales de baño y aceites esenciales.
  5. Escucha música.
  6. Date un masaje en los pies con una crema que tenga aceites esenciales.
  7. Pasa tiempo a solas con Dios o medita.
  8. Lee.
  9. Toma una ducha caliente.
  10. Habla por teléfono, Whatsapp, Facetime, Skype… con tus amig@s.
  11. Come chocolate.
  12. Haz ejercicio.
  13. Arréglate para ti misma: píntate las uñas, maquíllate, ponte ropa que te gusta.
  14. Escribe un diario.
  15. Pon el difusor tu mezcla favorita de aceites esenciales.

Estas ideas son las que aplico en mi vida, he aprendido sobre el arte de cuidarme a mí misma. Además, si te fijas, estas ideas no son solo para descansar tu cuerpo, sino para dejar que tu mente y tu alma también descansen.

¿Cómo cuidas de ti misma? ¡Me encantaría conocer tus ideas!

Si te encantaría reglarte el Kit de Inicio de Lujo de Young Living puedes abrir tu propia cuenta con un 24% de descuento aquí.

Pin It on Pinterest

Share This