Hay muchas razones por las que comenzar tu propio negocio con Young Living. Para mí, como mujer y madre,  todo eran ventajas y por ello decidí lanzarme como emprendedora y como mujer de negocios; y así fue cómo emprender mi negocio con Young Living cambió mi vida.

Pero estoy convencida de que mis razones y tus razones pueden ser muy parecidas… seas hombre o  mujer, tengas o no tengas hijos, seas una persona introvertida o extrovertida, no importa tu experiencia, tu edad… Las personas podemos tener los mismos objetivos, o muy parecidos.

En mi caso, todo comenzó buscando un estilo de vida más natural y saludable. Quería una dieta sana y saludable, quería eliminar los medicamentos innecesarios, eliminar los tóxicos de mi día a día, aprender sobre cómo los suplementos pueden ayudar al organismo… Pero más allá de ello, llevaba tiempo buscando un trabajo que me permitiera estar en casa con mis hijas el máximo tiempo posible, quería que comieran en casa durante el curso escolar, ser mi propio jefe, “burlarme” del horario de oficina y trabajar cuando quisiera desde donde quisiera; quería seguir siendo, como dicen en inglés, una “stay at home mom” o diríamos en español una “madre que está en casa” ¿Y sabes una cosa? ¡He conseguido todo esto y mucho más!

Soy inquieta y curiosa por naturaleza, me apasiona leer, continuamente busco aprender, hago multitud de cursos para adquirir nuevos conocimientos… y  así fue como encontré a Young Living. No creo en las casualidades, Young Living apareció porque era y es lo que mejor se adapta a mi estilo de vida y a mi misma.

Por eso quiero compartir, ayudar y guiar a otras personas que buscan lo mismo que yo: un estilo de vida natural y saludable. Es increíble como crece el número de personas que cada vez son más conscientes de que ellos pueden tomar las riendas de su bienestar tanto físico como emocional. ¡Y ahí es donde comienza mi trabajo!

Para comenzar mi negocio la inversión fue mínima, de hecho ni siquiera fue una inversión, simplemente adquirí un kit de inicio con 11 aceites esenciales y un difusor para mi propio uso personal. No tuve que gastar un montón de dinero en alquilar un local,  comprar material,  pagar impuestos, contratar a personas… Mi inversión fue de menos de 200€.  ¿Asombrado? !Pues es la pura realidad!

 

Young Living es mi proveedor y como tal, lo único que me aporta son ventajas:

 

  • Flexibilidad. Gestiono mi tiempo y mis horas de trabajo como mejor me conviene. Es decir, tengo un horario que adapto a  mis necesidades personales, con lo cual me ahorro el pensar si apunto a mis hijas a campamentos de verano, pedir permiso en el trabajo cuando una de mis hijas está enferma, puedo elegir mis vacaciones y viajar cuando quiera …  Y así, la lista podría llegar a hacerse eterna.
  • Autonomía. No tengo jefe -¡lo cual me encanta!- Soy una persona muy independiente,  que va a su ritmo y a su aire, así que hacer las cosas como quiero y cuando quiero, sin tener que dar explicaciones a nadie, para mí no tiene precio.
  • Relación esfuerzo-recompensa. Soy de esas personas que se dedican a su negocio con Young Living a full time. Pero cada persona puede dedicar las horas que desee o crea conveniente. Tus ingresos dependerá del tiempo que dediques a este negocio,  si te dedicas a ello como un hobby obtendrás unos ingresos extra y si trabajas full time, el límite en tus ingresos lo pones tú mismo.
  • Comodidad. No tengo que tener ningún stock de productos en casa: cada mes compro lo que necesito o me han pedido. Young Living gestiona todos los envíos de los pedidos y si sucede algo son ellos quienes lo resuelven.
  • Equipo. Mi equipo de trabajo está compuesto por distribuidores como yo, en el que cada uno tiene su propio negocio. No tengo que contratar a nadie, son los distribuidores los que se unen a mí.

Llevo trabajando con Young Living desde hace más de siete años. Los que me conocen con anterioridad perciben que no soy la misma persona, ahora me importan temas como el crecimiento personal, el liderazgo, el emprendimiento, el coaching… en definitiva, busco el bienestar y el equilibrio físico y emocional. He conocido un mundo nuevo en el que me puedo desarrollar y crecer, no solo profesionalmente sino también como persona. Voy en busca de la mejor versión de mi misma y todo es ahora más coherente,  encaja perfectamente conmigo y con mi estilo de vida.

En mi negocio no solo me he convertido en una líder para mi grupo, sino que he contribuido a que  otras personas en mi grupo se conviertan a su vez,  en líderes para su entorno.

¡El sentimiento de levantarte cada mañana para ayudar e inspirar a otros a alcanzar sus sueños no tiene precio!

Al ser mi propio negocio, la única presión que puedo tener me la pongo yo misma porque quiero conseguir promociones para conseguir productos gratuitos, viajes, y como último y gran  objetivo, subir de rango.

Te animo a que hagas una prueba, verás cómo se te da… y si en algún momento no estás convencido, puedes dejarlo sin tener ningún compromiso con la empresa. Tienes libertad total para hacerlo como tú quieras. ¿Demasiado bueno para ser cierto? Es verdad y te animo a que lo compruebes.

Ahora me queda la parte más divertida, y es ¡invitarte a que formes parte de mi equipo!

    No pierdas la oportunidad de emprender un negocio que cambiará tu vida a mejor.


     

    Kit de Inicio de Young LIving
    Kit de Inicio de Young Living

    ¡Muchas gracias por pasar por nuestro blog! ¡Si estás lista para comprar tus aceites esenciales puedes hacer aquí o si quieres saber más sobre el Kit de Inicio de Young Living puedes verlo aquí!

    ¡Me encantará poder ayudarte a comenzar tu viaje a través de los aceites esenciales!

    Pin It on Pinterest

    Share This