¿Sabías que el estrés es uno de los factores que más afecta en la disminución de la vida sexual? Muchas personas sienten que su deseo sexual se resiente cuando están estresados, ya que el estrés genera la pérdida de libido, disfunciones sexuales y alteraciones en el ciclo menstrual.

El sexo y el estrés están relacionados de diversas maneras. Es como el pez que se muerde la cola:

  • Por un lado, la acumulación de estrés reducen la libido y el deseo sexual, y por lo tanto se crea más estrés en la pareja.
  • Por otra parte, cuanto más sexo se practica, más bajos son los niveles de estrés en el organismo. Ya que el ejercicio físico, de múltiples encuentros íntimos, reduce drásticamente la liberación de cortisol.

Claramente lo que menos quiere una persona estresada es mantener relaciones sexuales. Con la cabeza llena de preocupaciones, es muy difícil compartir momentos de placer.

Sin embargo, los investigadores aseguran que al reducir los niveles de estrés, las personas pueden recuperar la pasión y libido para disfrutar plenamente de su vida sexual. Existen una gran cantidad de recursos para reducir el estrés y, de esta forma, recuperar la intimidad.

 CUANDO EL ESTRÉS AFECTA A TU VIDA SEXUAL

Recomendaciones para aumentar la energía sexual y aliviar el estrés

Hacer ejercicio. Las actividades físicas como el ejercicio te ayudarán a mantener un buen nivel de energía y a liberar el estrés. Al tener más energía, te sentirás más feliz con tu cuerpo, reducirás el estrés y tendrás más posibilidades de tener buen sexo.

Come sano. Una dieta saludable y equilibrada puede reducir tu estrés, aporta más energía y puede ayudarte a verte mejor.

Atreverse a decir NO. Si se tienen demasiadas responsabilidades fuera de casa, no se tiene tiempo ni ganas para compartir con tu pareja. Al tener menos compromisos, se tiene menos estrés y más energía para disfrutar.

Establece prioridades. Realiza las actividades que requieren más atención por la mañana y deja las más sencillas al final del día. Esto reducirá los niveles de ansiedad y la producción de cortisol.

Pasar tiempo con la pareja es imprescindible, especialmente si se tienen hijos. Organiza citas con tu pareja para divertiros. Cuando las parejas comparten momentos juntos, reportan niveles más elevados de atracción sexual hacia el otro.

Practica alguna técnica de relajación como respiración profunda, meditación o estiramientos. La inhalación y exhalación profunda ayuda a reducir el estrés, recuperar energía para realizar nuestras actividades y a una mejor liberación de las hormonas que generan placer.

Libera las preocupaciones de tu cabeza. Escribe en un papel todas las cosas que te preocupan. Al terminar, deja el papel fuera de la habitación. De esta manera es como si estuvieras dejando el estrés afuera.

Mantén un estado de ánimo positivo. Trata de evitar los pensamientos negativos al buscar el lado bueno de las cosas. Incluso, notarás que se reducirán las peleas con tu pareja.

Toma una copa de vino, y si no te gusta el vino, prueba con el chocolate. La idea no es que te emborraches, ya que esto perjudica la función sexual, sino simplemente relajarse para liberar tensiones.

Escucha música. Hacer el amor con música que te gusta de fondo puede ayudar a incrementar la energía sexual.

Dar y recibir masajes. Además de reducir las tensiones, los masajes son una excelente excusa para comenzar a acariciarse.

Besa a tu pareja. No crees que un buen beso puede ayudar a relajar el cuerpo gracias a la liberación de endorfinas.

Utiliza aceites esenciales para aliviar el estrés

Mezclas de aceites esenciales Stress AwayMenos mal que tenemos aceites esenciales con propiedades calmantes, relajantes y vigorizantes que no solo nos ayudan a enfrentar una situación de estrés, sino que también nos ayudan reaccionar frente a una situación estresante de una manera positiva.

Mi opción favorita para tratar cualquier tipo de estrés es la mezcla de aceites esenciales Stress Away de Young Living:

Esta mezcla de aceites esenciales se creó para combatir cualquier tipo de estrés de la vida diaria; incluso el estrés por el cansancio, la irritación o el insomnio. Es ideal para restaurar el equilibrio mental y de las emociones, ya que este aceite reduce el estrés de manera natural.

Aunque si no tienes a mano tu botella de la mezcla Stress Away de Young Living también hay aceites simples que funcionan muy bien para superar esas situaciones de estrés:

  • Para tensión nerviosa, frustración y agitación puedes usar los aceites esenciales de manzanilla alemana, naranja, bergamota o la mezcla Tranquil de Young Living. Estos aceites esenciales son relajantes y reguladores del sistema nervioso.
  • Para la preocupación y la obsesión puedes usar los aceites esenciales de vetiver, incienso, palo santo o la mezcla de aceites esenciales Harmony. Estos aceites esenciales son equilibrantes y calmantes.
  • Para la ansiedad puedes usar aceites esenciales de geranio, lavanda, ylang ylang o la mezcla Tranquil de Young Living. Estos aceites esenciales son tranquilizantes, equilibran y calman.

Cómo aplicar estos aceites esenciales

Diluir una parte de aceite esencial con una parte de aceite vegetal/portador y aplicar unas gotas en la nuca, muñecas y detrás de la orejas. También lo puedes aplicar en la zona del plexo solar.

Inhalar directamente de la botella.

Poner en el difusor.

Darse un baño aromático con estos aceites esenciales sola o acompañada. 😉

Claramente, tener una vida sexual satisfactoria es indispensable para una relación sana de pareja, así que trata de relajarte, despejar tu mente cuando estés con tu pareja y disfrutar al máximo cada momento en el que estés a su lado.

¿Y tú, tienes algún truco que quieras compartir sobre cómo evitar que el estrés afecte a tu vida sexual?

Si deseas adquirir tu aceites esenciales de Young Living puedes abrir tu propia cuenta con un 24% de descuento aquí.

Pin It on Pinterest

Share This