Un baño aromático con aceites esenciales es algo muy simple de preparar y a la vez muy reconfortante para nuestro cuerpo. Creo que probablemente sea por esto que esta es una de las formas más habituales en las que se usan aceites esenciales.

Añadir aceites esenciales cuando nos vamos a bañar es increíble, inhalamos los aceites esenciales gracias al agua caliente de la bañera que los evapora. ¡Os puedo asegurar que es algo realmente relajante!

Muchas personas piensan, que para darse un baño aromático, lo único que hay que hacer es verter los aceites esenciales a la bañera y ¡listos! Pero nada más lejos de la realidad.

En primer lugar, piensa que los aceites esenciales y el agua no se mezclan.

En segundo lugar, los aceites esenciales simplemente no flotarán en la bañera, sino que irán a los lípidos de tu piel. Esto significa que estarán en contacto con tu piel directamente sin diluir, lo que puede causar irritación en combinación con el agua caliente de la bañera. Así que, una forma segura y eficaz de usar aceites esenciales en el baño es mezclarlos con una sustancia grasa, como la leche o un aceite portador, que ayudarán a los aceites esenciales a dispersarse a través del agua de la bañera. También puedes usar una cucharada de sal y añadir el aceite esencial que quieras usar.

Las tres maneras más comunes de utilizar aceites esenciales para un baño aromático son:

  1. Añadir 5 gotas de aceite esencial a una cucharada de aceite vegetal o V-6 y añadir esta mezcla al agua del baño.
  2. Agregar 5 gotas de aceite esencial a una taza de leche entera y verter el contenido en el agua del baño. Los aceites esenciales se diluirán en la grasa de la leche. Cuando la leche se dispersa a través del agua y toca tu piel, también lo hacen los aceites esenciales. En este caso, la leche crea una capa protectora que protege a tu piel de cualquier irritación.
  3. Mezclar 5 gotas de aceite esencial en una cucharada de sal. Mis sal favorita para los baños aromáticos es la sal rosa del Himalaya. Tan solo tienes que dejar caer tus aceites esenciales directamente en la sal, mezclar y añadir al agua de tu bañera.

Algunos de los aceites esenciales que más me gusta añadir a mis baños aromáticos son:

  • Lavanda (Lavandula angustifolia)
  • Manzanilla romana (Chamaemelum nobile)
  • Vetiver (Vetiveria zizanoides)
  • Incienso (Boswellia carterii)
  • Mirra (Commiphora myrrha)
  • Mezcla Sensation
  • Mezcla Peace and Calming

Cuida de tu piel: Aceites esenciales como menta (Mentha x piperita) o aceites esenciales muy fuertes como el jengibre (Zingiber officinale) o pimienta negra (Piper nigrum) evítalos para no irritar tu piel.

Cuando se trata de aceites esenciales florales como rosa (Rose damascena), Ylang Ylang (Cananga odorata) y geranio (Pelargonium roseum x asperum) utiliza solo una gota o dos.

¿Cuáles son tus aceites esenciales favoritos para tus baños aromáticos?

Si deseas adquirir tus productos de Young Living puedes abrir tu propia cuenta con un 24% de descuento aquí.

Pin It on Pinterest

Share This