Las moléculas de los aceites esenciales son tan pequeñas que pueden penetrar la capa externa de la piel, la epidermis. Estas moléculas pasan a través de las capas más profundas de la piel, la dermis, y entran en el torrente sanguíneo a través de los capilares desde donde son conducidos a diferentes partes del cuerpo. De acuerdo a sus características bioquímicas específicas, las moléculas de los aceites esenciales se pegan a los receptores de las células y al órgano en cuestión y lo tonifican. Mientras viajan por el cuerpo, los aceites esenciales también actúan para revitalizar y desintoxicar los órganos involucrados en el metabolismo y drenaje, riñones, hígado y el sistema linfático.

Beneficios de la aplicación tópica

La aplicación de aceites esenciales puede traer beneficios inmediatos localizados en el área donde se apliquen. Tienen propiedades restauradoras y calmantes que pueden ser usadas efectivamente con un masaje y en terapias de belleza.
El calentamiento o el masaje de la piel también pueden aumentar la capacidad de absorción.

Cuando utilizamos los aceites esenciales en niños siempre debemos utilizarlos con un aceite vegetal (aceite de almendra, de oliva, de coco, de jojoba…) ya que tienen la piel muy sensible y la podrían irritar.

Las zonas donde se suelen aplicar son:

  • Coronilla de la cabeza
  • Sienes
  • Detrás de las orejas
  • Cuello
  • Abdomen
  • Sobre los órganos vitales
  • Planta de los pies
  • Tobillos
  • Zona del corazón
  • Puntos reflejos de los pies
  • Pecho y espalda

Algunas áreas de la piel como las palmas de las manos o las plantas de los pies son más permeables que otras, ya que tienen los poros más grandes.

Cómo aplicar tópicamente los aceites esenciales

  1. Poner 2-3 gotas de aceite esencial diluido en la palma de la mano o directamente sobre el área deseada.
  2. Si se coloca el aceite esencial en la mano, frotar las palmas juntas en un movimiento circular y aplicar en la zona deseada.
  3. Cuando se aplique en la zona deseada, masajear el aceite esencial en la piel con un movimiento circular. Repetir según se desee.

Hay que tener en cuenta que los aceites esenciales son muy potentes y algunos pueden ser irritantes para la piel, como la menta, el clavo, la canela. Si se produce irritación, aplique inmediatamente una gran cantidad de aceite vegetal puro en la zona para retirar el aceite esencial lo más rápidamente posible. Siempre hay que retirar un aceite esencial con un aceite vegetal, nunca con agua. El agua no se mezcla con los aceites esenciales y lo único que hará el agua será extender todavía más el aceite esencial porque flotará sobre ella.

La absorción de los aceites en la piel depende de muchos factores:

  • Tener enfermedades de la piel y heridas pueden hacer que la absorción sea mayor.
  • Los baños de agua caliente hidratan la piel y abren los poros, de modo que facilitan la penetración de aceites esenciales.
  • Las compresas aumentan la temperatura de la piel y ayudan a que las moléculas de los aceites esenciales no se evaporen.
  • Los aceites vegetales que no son tan densos son más efectivos que los aceites vegetales más viscosos.
  • Las temperaturas calientes producen la dilatación capilar y ayudan a que la penetración y absorción de los aceites esenciales sea más rápida.

Esta entrada es la continuación de Aplicación de aceites esenciales | 1- Escuelas.

¿Tienes dudas sobre cómo aplicar tópicamente aceites esenciales? Puedes preguntarme en los comentarios.

 


¡Muchas gracias por pasar por nuestro blog! ¡Si estás lista para comprar tus aceites esenciales puedes hacer aquí o si quieres saber más sobre el Kit de Inicio de Young Living puedes verlo aquí!

¡Me encantará poder ayudarte a comenzar tu viaje a través de los aceites esenciales!

Pin It on Pinterest

Share This