Los aceites esenciales pueden ayudar a dejar de fumar y la aromaterapia puede ayudar muchísimo con la ansiedad por fumar, posiblemente tengas que reforzar con algo más para dejar el hábito de fumar y no tan solo utilizar aceites esenciales, pero estos te pueden ayudar muchísimo. Dado que el sentido del olfato está situado junto a la parte del cerebro en la que se ubican las emociones, está
demostrado que lo que inhalemos nos puede ser de grandísima utilidad para influir sobre las mismas.

Estudios publicados sobre aceites esenciales para dejar de fumar

Según un estudio publicado por “The Journal of Alternative and Complementary Medicine”, realizado a 20 personas fumadoras, se procedió a dividirlas en 2 grupos, y se le pidió al primer grupo que inhalara algunas gotas de aceite esencial de pimienta negra en un pañuelo durante el tiempo que normalmente tardaban en fumar un cigarro.
Al otro grupo, se le pidió inhalar varias gotas de aceite esencial de angélica. La misma operación se hizo durante algún tiempo.
Cuando se les preguntó al primer grupo sobre su experiencia, declararon que, la ansiedad de fumar el siguiente cigarrillo disminuía mucho cuando inhalaban el aceite esencial de pimienta negra. El segundo grupo, sin embargo, declaró que cuando inhalaban el aceite esencial de angélica, el tiempo que mediaba entre un cigarrillo y otro era mayor.
Según la Doctora Barbara Cordell, especialista en estudios clínicos sobre aromaterapia de la Universidad de Texas, se recomienda inhalar de forma alternada ambos aceites esenciales, de tal manera que, aunque la persona no dejará totalmente de fumar, sí logrará fumar mucho menos consiguiendo calmar bastante la ansiedad que provoca tal necesidad.

Así que la inhalación de aceites esenciales puede ayudar a que fume menos, y así disminuir poco a poco los niveles de nicotina en sangre.

Aunque no se han estudiado específicamente qué aceites esenciales utilizar para reducir la ansiedad que sufren los ex-fumadores, existen aceites esenciales para paliar los efectos del síndrome de abstinencia.

Por ejemplo, los cítricos son especialmente interesantes por su acción ansiolítica.

Se puede utilizar aceite esencial de mandarina y/o de naranja en el difusor o de manera tópica como perfume (¡ojo en verano!). Estos dos aceites esenciales tienen propiedades relajantes, calmantes y sedantes, y ayudarán sobretodo a calmar el nerviosismo y la irritabilidad que acompañan la desintoxicación del tabaco.

Otros aceites esenciales que también se pueden usar:

Lavanda: para ayudar a calmar la ansiedad.

Peace & Calming: para calmar la ansiedad y la angustia. Aplica una gota sobre el hígado (siempre diluido).

Menta: sobre la lengua, calmará también esa necesidad de fumar.

Harmony: para ayudarte a sentir paz y armonía.

JuvaFlex o JuvaCleanse para la limpieza del hígado.


¿Dónde comprar aceites esenciales?

Los aceites esenciales son cada vez más populares. Se han convertido en una opción natural para aquellos que buscan alternativas saludables a los limpiadores domésticos con tóxicos, productos para el cuidado personal y para cuidar de nuestra salud.

Dado que están aumentando en popularidad, cada vez son más fáciles de encontrar por todos lados. Pero la clave está en encontrar aceites esenciales puros y de calidad para usar de manera segura en nuestra vida diaria, de modo que no tengan añadidos ingredientes sintéticos que acaben en nuestra  piel, en nuestros pulmones o en nuestro organismo si los vamos a ingerir.

Vigila bien al comprar aceites esenciales porque no todos los aceites esenciales son iguales.

¡Muchas gracias por pasar por nuestro blog!

¡Si estás lista para comprar tus aceites esenciales puedes hacer aquí o si quieres saber más sobre el Kit de Inicio de Young Living puedes verlo aquí!

¡Me encantará poder ayudarte a comenzar tu viaje a través de los aceites esenciales!

Pin It on Pinterest

Share This