Este truco con el aceite esencial de limón por la mañana activará tu metabolismo, equilibrará los niveles de pH y ayudará con la inflamación.

Son muchos los beneficios de beber un vaso de agua a primera hora de la mañana nada más despertar. Algunos de ellos serían la renovación celular, equilibrar el sistema linfático, purificar el colon o ayudar a la pérdida de peso. Además es muy popular añadir el zumo de un limón a este vaso de agua a primera hora. Hay muchos beneficios asociados con esta bebida. Estimula el hígado, elimina toxinas de tu organismo, ayuda en la digestión, ayuda con la acidez y además equilibra el pH del cuerpo. Pero por desgracia, esta bebida tiene un efecto secundario significativo, la salud de tus dientes.

El ácido del zumo del limón contribuye a erosionar el esmalte dental. El esmalte es vital para la salud dental y además protege la dentina. Una vez que el esmalte dental ha desaparecido, aumenta la sensibilidad dental entre otros problemas. Para empeorar la situación, cuando el zumo del limón se mezcla con agua caliente, la erosión se vuelve aún peor. Y es que la química elemental nos enseña que las reacciones químicas se aceleran cuando se añade calor.

Hay varios trucos para minimizar este daño. Por ejemplo, utilizar una pajita, enjuagarse la boca con agua justo después de tomar el zumo de limón con agua o cepillarse los dientes después de beber. Estos consejos son útiles, pero no van a detener la erosión del todo.

El aceite esencial de limón es el mejor camino a seguir

 

El aceite esencial de limón no está hecho de zumo de limón, sino que está hecho de cáscaras de limón. Este aceite esencial tiene el pH neutro, lo que significa que no es ácido. ¡Para hacer 1 kg de aceite esencial de limón se necesitan 3.000 cáscaras de limón!

Tan solo un par de gotas de aceite esencial de limón en una vaso de cristal con agua puede ser muy beneficioso. Eso sí, asegúrate de que a la hora de poner aceites esenciales en una botella o en un vaso siempre sean recipientes de cristal. Los aceites esenciales y los plásticos reaccionan cuando están en contacto.

Con el aceite esencial de limón no te tienes que preocupar por el ácido del zumo de limón, tienes todos los beneficios mencionados más arriba sin los efectos colaterales y además puede ayudar con la acidez estomacal, el acné, los cálculos renales, con problemas respiratorios, a aumentar los niveles de energía y a su vez a estimular la claridad mental.

Otra gran ventaja es que el aceite esencial de limón contiene 68% de d-limoneno. Esto no se encuentra en el zumo de limón, sólo en el aceite esencial. ¡El d-limoneno es un gran antioxidante! Además, también se ha demostrado que puede limpiar el hígado de productos químicos nocivos.

Recuerda que estoy haciendo referencia solo a los aceites esenciales de Young Living que son de grado terapéutico y que con tan solo un par de gotas tienes suficiente, cuando se trata de aceites esenciales, más no significa mejor.

Pin It on Pinterest

Share This